Ver fotografía
Creditos
Textos: Berna Wang
Fotografías: Francisco Javier Garín Voxel Infográfica
Diseño: Joaquín Bernal Baara Estudio

Creative Commons © 2003 y años sucesivos, Berna Wang, bajo una licencia Creative Commons, excepto los textos citados, que son propiedad de sus respectivos autores.

Creado y administrado con Bitako 1.0





Archivo
Por meses Ver
Buscador Buscar
martes 1 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Son tantas las cosas que no puedes imaginar aún
siquiera
y que te esperan,
más adelante,
en tu camino.

(Cosas que yo no puedo contarte
porque ni siquiera me creerías.)




miércoles 2 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

No hace falta
que te disfraces
y que hables
con esa voz impostada;
que finjas que eres
quien nunca has sido
y escondas (con tanto miedo)
la bondad de tu corazón.




jueves 3 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

La gata y yo miramos
el sol ocultándose
tras la montaña.

Yo bebo cerveza y fumo un cigarrillo.
Ella sólo mira.




viernes 4 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

El viento no me deja abrir la puerta de casa.

La noche iluminada por los relámpagos
(uno solo, muy largo, que nunca termina)
y el ruido del viento
en las rendijas.

La luz eléctrica parpadea
asustada.




lunes 7 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

El viento
y el sol
tras la cortina:
¿cuál de los dos la mueve?




martes 8 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

La noche vuelve a llenarse de estrellas
después de la tormenta.

Pasean, silenciosos, los caracoles.

Me siento, silenciosa, en el jardín
tratando de no pisarlos.




miércoles 9 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Sacudo las sábanas limpias.
Dos o tres pequeños insectos caen y se esconden
apresuradamente
en la hierba.




jueves 10 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Todas las constelaciones caen sobre nosotros.
El cielo se ha abierto de nuevo
en un solo relámpago que no acaba nunca.




viernes 11 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Aún hay nieve en las montañas.

El río baja
rápido, ancho.

Los árboles de la orilla suspiran apenas
con el agua al cuello.




lunes 14 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Una pierde cosas de pronto:
el bolsillo del abrigo
tenía un agujero
y no lo sabía.

Una también encuentra cosas
y cose el bolsillo
para descubrir luego que no era de oro
aquello que brillaba tanto.

Una sigue caminando por senderos
que se ramifican
y en las ramas
encuentra pájaros
que cantan en lenguas desconocidas.

A esas alturas, claro,
una ya no lleva abrigo.

Porque no tiene frío,
porque no quiere guardar nada,
pero, sobre todo,
porque no quiere espantar a los pájaros.

Para Enrique Páez, por todas esas cosas
(publicado en Con sabor a sugus, varios autores)




martes 15 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Desde la cocina
oigo a alguien quejarse en el patio.
Alguien enciende la radio,
oigo una canción tristísima.




miércoles 16 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

La noche se alarga en los sofás,
en palabras que de pronto
risas sorbos vasos que caen.

En el cielo de Madrid, sólo se ve a Júpiter.

Aquí abajo, sólo nosotros existimos.




jueves 17 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Tintinean
las cucharas colgadas del cuello
en el lavavajillas
como campanas
calientes.




viernes 18 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Silencio de domingo
por la tarde.

Hasta las palomas
hablan en susurros.




lunes 21 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente
Aspiración

Que pueda dejar de cometer los errores de siempre
y empiece a cometer otros
totalmente nuevos.




martes 22 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

La luna recorre el cielo
enmarcado por la ventana.

De izquierda a derecha.

Despacio.




miércoles 23 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Sacudo las camisas mojadas:
un movimiento seco
de las muñecas.
Las tiendo,
aliso las mangas.

Suspiro.




jueves 24 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Zigzagueo buscando la acera de la sombra
como un animal sediento,
enfebrecido.

Mediodía en la ciudad.




viernes 25 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente
Noche de verano

Como un gorrión que se ahoga,
sentada frente a la ventana abierta,
busco
y respiro
cada soplo mínimo de brisa.




domingo 27 de julio de 2008 • 21:38 Enlace permanente
Invitado: Walt Whitman

Desconocido, si al pasar junto a mí deseas hablarme, ¿por qué no has de hablarme?
¿Y por qué no he de hablarte?

de Hojas de hierba (gracias a Antonio Rodríguez)




lunes 28 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Si se quemaran algún día
todos los libros del mundo

si se quemaran incluso
todos los sistemas informáticos y cualquier otro medio
electrónico o mecánico, incluyendo fotocopias,
grabación magnetofónica y cualquier otro sistema
de almacenamiento de información

quedarían ellas:
las personas libro.

Su voz que nos respira,
su memoria amante.




martes 29 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente
En el metro

Nos despedimos en el torno.
En la escalera mecánica iba a volverme
para mirarte y entonces recordé
algo que habías contado días atrás:

«El hombre y la mujer se despidieron
y él pensó:
Si le gusto, se dará la vuelta»
Ella se había girado.

En la escalera mecánica el recuerdo me hizo reír
y también tuve miedo:
no me giré.




miércoles 30 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente
Gracias

Por el mercado y su suelo de agua dulce,
la cocina al sol,
la tabla y el cuchillo,
la sartén abollada, el arroz lavado (siete veces por lo menos);

el vino en sus copas,
tan transparente.

Gracias por el ventilador y su vacilante traqueteo
en la penumbra.

Por los cubiertos de plata y las servilletas de tela,
la luz que entraba por el balcón mientras me leías en voz alta
(por las fotos: por mirarme).

Pero,
sobre todo,
gracias
por tu compañía.




jueves 31 de julio de 2008 • 09:30 Enlace permanente

El libro se abre blandamente.

Se queda abierto sobre la mesa
sin necesidad de poner nada sobre sus páginas.

Blan

da

men

te.