Ver fotografía
Creditos
Textos: Berna Wang
Fotografías: Francisco Javier Garín Voxel Infográfica
Diseño: Joaquín Bernal Baara Estudio

Creative Commons © 2003 y años sucesivos, Berna Wang, bajo una licencia Creative Commons, excepto los textos citados, que son propiedad de sus respectivos autores.

Creado y administrado con Bitako 1.0





Archivo
Por meses Ver
Buscador Buscar
martes 1 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente


Los gatos vienen a comer
por la mañana
y también por la tarde.

Por las noches maúllan,
se pelean,
se aman,
corren
como si no hubiera un mañana.

Por la mañana
vienen a comer,
también por la tarde.




miércoles 2 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Cuesta admitir que la vida tiene
una cara tan fea a veces,
que a veces llegan mareas
llenas de podredumbre
que te estallan en la cara,
y que lo único que puedes hacer a veces
es aguantar la respiración.




jueves 3 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Cuando hay delincuente, delito y víctima
no hay neutralidad posible
dijo el juez.

El místico calló, el corazón roto.




viernes 4 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente


A cuántos ríos,
ciudades,
autobuses,
fronteras,
barcos,
carreteras
de distancia te fuiste a vivir.

Y estás tan cerca, sin embargo.

Para Brilli




lunes 7 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Leo perpleja
todas las cosas que habéis escrito
con tanto amor.
«No puede ser pienso
no pueden estar hablando de mí.»

La estufa de hierro se dilata y canta
con el calor de la leña encendida.




martes 8 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Os miré
y vi tantos
rostros amados a mi alrededor
que lo único que quise
fue acariciaros,
sentir en la punta de mis dedos el calor de vuestra piel,
tener vuestras sonrisas
unos segundos en mis manos.




miércoles 9 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Cuando supe que estabas enferma, enfermé.

Y a la hora que entrabas en el quirófano
encendí el fuego,
como si de algún modo ayudara así a mantener
tu preciosa vida encendida.




jueves 10 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Y las horas se nos fueron volando una vez más
hablando de todas las cosas que nos interesan a ambos
y que nos intercambiamos como los críos se intercambian los cromos
a la hora del recreo:
contentos,
febriles,
concentrados.

Para Paco




jueves 10 de enero de 2008 • 11:20 Enlace permanente
Mi regalo de Reyes a los lectores

Con unos días de retraso (los monarcas se perdieron en la niebla), aquí tenéis mi regalo: un cedé de audio con doce textos de Berna Wang leídos por Berna Wang. Espero que lo disfrutéis.

Un abrazo de osa prepirenaica.

Berna




viernes 11 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Quizá esté llegando por fin, a esa edad desde la que él me dijo,
hace nueve años:
«Ya no juzgo, sólo intento comprender».
Quizá.




sábado 12 de enero de 2008 • 20:43 Enlace permanente
Invitado: Ángel González

Ya nada ahora

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo,

Pero nada ya ahora

–ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa–

podrá evitarlo:

exento, libre,


como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,

este amor ya sin mí te amará siempre.

de Deixis en fantasma




lunes 14 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Ojalá puedas ver
que tus viajes sobre el mapa
trazan, en realidad,
recorrido tras recorrido,
el dibujo
hermoso y único
de tu vida hermosa y única.

Para Memi




martes 15 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente
Echo de menos a Ángel González

Las manos me huelen a humo de leña
y a mandarinas.

Echo de menos a Ángel González
con una nostalgia similar a la nostalgia recién estrenada
que siente el muchacho al ver una película de su niñez
y el escozor del segundo en que la mano,
sin querer,
toca la estufa ardiendo.

Las manos me duelen a humo de leña
y a mandarinas.




miércoles 16 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Las nubes hechas trizas,
desgarradas por el viento del norte.
Sus jirones llenan el cielo.




jueves 17 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

El libro cerrado sobre la mesa
es como un ataúd de papel
(si no fuera
porque cada vez que lo abro y leo
las palabras están
tan vivas).




viernes 18 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Se murió la señora Aurora.

Volvimos del cementerio
hablando de nuestros hijos
y de su futuro.




lunes 21 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Que el sol corone de oro los naranjos
esta tarde
y la tierra te reciba generosa.

Ya no tendrás que volver a llorar,
ni volverá a dolerte la vida.

Que el sol corone de oro tu cabeza
todas las tardes.

Mari Carmen Gutiérrez, in memóriam




martes 22 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente


A veces ocurren milagros
-me refiero a sucesos improbables
que te dejan el corazón sin defensas
(ni falta que hacen)
como que alguien te busque
y te encuentre
después de treinta y tantos años-.

Entonces
sólo cabe
respirar despacio,
llena de extrañeza
ante la maravilla.




miércoles 23 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

En el silencio del mediodía
de domingo,
el río suena abajo.

Arriba, en la carretera,
pasa un camión.




jueves 24 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

De vez en cuando necesito
llamar a una amiga
para comprobar que sigo cuerda.

Y conducir kilómetros
por la montaña soleada,
la mejilla izquierda apoyada en el sol,
para que la cuerda no me ahorque.

Para Isa




viernes 25 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

El pez, a la vuelta de las vacaciones,
había regresado al mar en nuestra ausencia
-hacía mucho calor en la ciudad, hijo-.

El perro, cuando vinimos de comer aquel domingo,
se había ido a casa del abuelo, al pueblo, donde estará mejor
que en un piso, ya verás.

El gato, ¿cómo fue?, se marchó un mediodía,
mientras estábamos en el colegio,
con una novia que, por lo visto, le había salido en la vecindad.

Y el canario (eso ocurrió un otoño, a principios de curso)
se fue tras una bandada de golondrinas.

O eso nos dijeron.




lunes 28 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Dimos la primera luz al telescopio
mirando a Marte
y los cráteres de la luna.

Entre risas
y exclamaciones de asombro
y de frío.

Lejos, cerca,
grande, pequeño
son sólo palabras.




martes 29 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Conduzco de madrugada en la niebla
para llegar a la estación.

Un tren hasta el mar,
otro hacia el sur
y otro más entre naranjos
y el olor del gasoil.

Hasta Orihuela
tantos años después.

Casi duele
de no ser porque el amor
(aunque sea diferente)
perdura
todavía.




miércoles 30 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Paso la tarde en la placeta
donde pasan la vida,
los vecinos,
y los amigos
que se sientan a mi mesa
para ponerme al corriente
de los amigos,
los vecinos
y la vida.




jueves 31 de enero de 2008 • 09:30 Enlace permanente

Sopas de ajo para cenar,
vino tinto
y estrellas.

En casa,
estamos entre amigos.