Ver fotografía
Creditos
Textos: Berna Wang
Fotografías: Francisco Javier Garín Voxel Infográfica
Diseño: Joaquín Bernal Baara Estudio

Creative Commons © 2003 y años sucesivos, Berna Wang, bajo una licencia Creative Commons, excepto los textos citados, que son propiedad de sus respectivos autores.

Creado y administrado con Bitako 1.0





Archivo
Por meses Ver
Buscador Buscar
jueves 1 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Otoño en Panillo (3)

Sentada a la puerta de la cocina
oigo la luna llena en estéreo:
a mi derecha, en el cielo;
a mi izquierda, reflejada en la ventana
de la casa grande.
Ambas brillan por igual.




viernes 2 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Otoño en Panillo (4)

La niebla, ese mago,
da profundidad al paisaje
un instante antes
de hacerlo desaparecer:

Tras el jardín, los campos de cereal y los olivos,
detrás el templo
y, al fondo,
la collada
y la carrasca solitaria.




lunes 5 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Otoño en Madrid

Entre acacias aún verdes
un hombre camina deprisa,
sosteniendo en la mano un guante de plástico inflado
como si fuera una flor.




martes 6 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Recorro la calle,
escenario de mis pesadillas de adolescente
(siempre en ese tramo interminable,
nunca llegaba a casa)
intentando reconocer los cruces
y los comercios.

La zapatería de barrio de entonces
ahora es una tienda de disfraces.




miércoles 7 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Inercia (1)

Sé perfectamente cómo es:

El lastre de la inercia y los movimientos
a cámara lenta, como si
el aire se hubiera espesado hasta hacerse
sólido.

A merced de una corriente inmóvil.

Y, de cuando en cuando,
un fogonazo de luz que lo licúa todo,
y la facilidad.




jueves 8 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Inercia (2)

Dejo de resistirme:
cierro los ojos para sentir,
en el centro mismo del lastre que me ahoga,
la ligereza.




viernes 9 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Inercia (3)

Sólo es un movimiento del corazón,
casi imperceptible.

Como cuando, en un sueño lúcido,
te pones de puntillas para echar a volar.




lunes 12 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Diminuto jardín verde
en la terraza de la cocina.

Bajo la ropa tendida
–entre los ruidos del patio de vecinos–
abre sus ojos el jazminero.




martes 13 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Me gusta la luz de esta hora,
cuando la sombra cubre las aceras
y va ascendiendo poco a poco por las casas
y los árboles.

Los rayos del sol sólo alcanzan
a los edificios más altos
y el tráfico se adensa
en cada cruce.

Recorro la ciudad en taxi,
exhausta y feliz.




miércoles 14 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Las mejillas y el cuerpo me arden y no es el sol
y tu vello rubio brilla y no es el sol
de este mediodía de otoño
cuya luz nos envuelve
tamizada
por las cortinas blancas.




jueves 15 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Risas y también gritos,
conversaciones a media voz ,
murmullos en sueños.
Y la música del viejo piano desafinado.

para Bárbara




viernes 16 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

El pequeño muelle de la pequeña isla
donde amarra
la pequeña barca de plástico color naranja.

La pequeña mujer que desembarca con torpeza
llevando en brazos al pequeño perro
y se aleja caminando con pequeños pasos.

El pequeño hombre que, lentamente,
desmonta el pequeño motor y lo pone en tierra
junto con los pequeños remos
y luego sube
la pequeña barca a rastras.

La pequeña mujer que conduce
el pequeño coche por el pequeño muelle
y se acerca despacio, marcha atrás,
hasta el pequeño hombre que espera,
los brazos caídos,
junto a la pequeña barca

(que lleva escrito en el casco,
con letra pequeña y pulcra:
Femme fatal.)

para Miguelo




lunes 19 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Los gatos, si llegan a los veinte años, ya no se mueren:
cierran los ojos con elegancia
(sobre todo si les cantan la canción de los siete deleites al oído)
y se van adelgazando
hasta convertirse en una línea muy fina
y luego en letras
y luego en palabras.

para Polín




martes 20 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Mientras dormimos

Lo que nos perturba no es que alguien nos mire mientras dormimos, sino el pensamiento de que alguien nos va a mirar, nos puede mirar o nos ha mirado mientras dormíamos.

Pero ese pensamiento sólo lo tenemos cuando estamos despiertos: antes de irnos a dormir. O al despertar.

Mientras dormimos sólo dormimos; no podemos saber si alguien nos está mirando: es imposible que el hecho de que nos miren nos perturbe.




miércoles 21 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
El azucarero

Se acababa de separar,
fui a visitarle.

Sirvió el café
y, tendiéndome una cucharilla,
me ofreció azúcar del mismo paquete:
«En todas las casas falta algo,
en la mía es el azucarero», dijo con media sonrisa.

para Ángel Zapata




jueves 22 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
En la azotea


En la calle
el viento desnuda a los árboles a golpes.
Se arremolinan
las hojas en la acera
la gente en los cruces,
los coches en la avenida
el pelo en la cara.

Aquí arriba
las nubes están inmóviles.

La tarde se está acabando.




viernes 23 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Las sábanas tendidas en el patio de luces
llenan el aire de sueños inconclusos.




sábado 24 de noviembre de 2007 • 00:00 Enlace permanente
Invitado: Julio Espinosa Guerra

F

No alcanza
es que no alcanza
la palabra casa no alcanza
ni la palabra julio
ni la palabra violín me alcanza.

Ni siquiera con la palabra arazaño
alcanzo la realidad.

de NN




domingo 25 de noviembre de 2007 • 00:00 Enlace permanente
Invitado: Eduardo García

Ceci n’est pas une pipe

La palabra agua no moja:
puedo escribirla siete veces siete,
en paredes, en labios, en estatuas,
una por cada nube que se aleja,
una por cada gota que no llueve.

La palabra fuego no quema:
ni calienta mi mano si la escribo
ni es capaz de alumbrar la oscuridad.
Allí donde se posa permanece
aguardando unos ojos que la inflamen.

Pero si irrumpen alas y de pronto
me decido a emprender una esperanza
y empuño dos palabras y las hago
chocar como dos piedras en el aire
saltan chispas en un hogar remoto,
prende en el agua un fuego que acaricia.

La palabra fuego no quema
pero aviva rescoldos en la sangre.
La palabra agua no moja
pero riega la entraña de quizá.

De Refutación de la elegía




lunes 26 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

¿Merece la pena medir 1,65,
tener los ojos negros,
escribir?

No: sólo es inevitable.




martes 27 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Se ha puesto a llover
sobre los plásticos del patio.

Suena tan ajeno el crepitar de las gotas
tan extraño.




miércoles 28 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Escribo en serio
pero no me lo tomo muy en serio
(no me tomo muy en serio).

Es importante escribir
-imprescindible, inevitable-
pero no tiene importancia.




jueves 29 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente

Desconocer cuál es mi lugar:
todo un privilegio.

Vivir en el trayecto
donde todo es posible:
el mayor de los lujos




viernes 30 de noviembre de 2007 • 09:30 Enlace permanente
Van a pasar tantas cosas

De aquí a un año
pueden pasar tantas cosas:
Que encontremos el amor de nuestra vida,
que lo perdamos (acaso una vez más),
que descubramos que, con todo, no nos hacía tanta falta.

De aquí a un año
pasarán tantas cosas:
Que las pesadillas dejarán de serlo de pronto
que nos asustarán pesadillas nuevas,
que descubriremos que, con todo, es nuestro miedo (y no las pesadillas).

De aquí a un año es tanto tiempo.

para Mariana, Isa, Alice, Ampa