Ver fotografía
Creditos
Textos: Berna Wang
Fotografías: Francisco Javier Garín Voxel Infográfica
Diseño: Joaquín Bernal Baara Estudio

Creative Commons © 2003 y años sucesivos, Berna Wang, bajo una licencia Creative Commons, excepto los textos citados, que son propiedad de sus respectivos autores.

Creado y administrado con Bitako 1.0





Archivo
Por meses Ver
Buscador Buscar
jueves 1 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente

Para Lola

El paqra baila y se ríe con nosotras
cuando ya nos cansamos de esperarle.

Suele responder a preguntas que aún no habíamos hecho
susurrándonos canciones que tarareamos de pronto, sin ninguna razón,
en mitad del llanto.

Nos regala poemas que tienen la forma exacta
de nuestro reflejo en el agua
justo cuando creíamos que ya no íbamos a encontrar las palabras
como, ¿te acuerdas?, la propia palabra “paqra”.

Se viste de sueños que no entendemos y que nos hacen despertar,
sin embargo,
a la hora en punto, felices.

Se disfraza: es el reloj,
las palabras, las canciones y también el silencio;
los amigos y los enemigos;
los recuerdos que duelen, los anhelos sin nombre.

El paqra se ríe y baila con nosotras
cuando ya nos habíamos olvidado de él:
lo importante es que él nunca se olvida de nosotras.




viernes 2 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente

Un relámpago enciende la noche y me despierta, recibo su luz como un regalo. Espero, anhelante, el siguiente. Duele tanto la espera y la añoranza que maldigo todos los relámpagos. Vuelvo a dormirme. Un relámpago enciende la noche y me despierta, recibo su luz como un regalo.




sábado 3 de julio de 2004 • 00:00 Enlace permanente
Invitado: Fabricio Zamora

Hoy me siento hierático

He ideado la herejía que termina con todas las herejías.

Si Dios es perfecto, no necesita crear un universo ni cambiar. Lo perfecto debe ser inmóvil; no necesita cambiar para mejorar. Si Dios es perfecto, no nos ha creado, simplemente nos esta soñando. La Gran Pregunta es: ´¿A que hora sonará el despertador?

Esta herejía tiene mérito, porque la he pensado mientras estaba sentado, tieso como un palo y sin pestañear.


Fabricio Zamora
Publicado en la lista Escritura Creativa el 28 de junio del 2004




domingo 4 de julio de 2004 • 00:00 Enlace permanente
Invitado: Jaume Sisa

Qualsevol nit pot sortir el sol

Fa una nit clara i tranquil.la,
hi ha la lluna que fa llum.
Els convidats van arribant i
van omplint tota la casa
de colors i de perfums.

Heus aquí la Blancaneus,
en Pulgarcito, els tres Porquets,
el gos Snoopy i el seu secretari Emili
i en Simbad,
l´Ali Babà i en Gulliver.

Oh ! Benvinguts ! Passeu, passeu,
de les tristors en farem fum.
Que casa meva és casa vostra
si és que hi ha … cases d´algú.

Hola Jaimito ! i Doña Urraca !
en Carpanta i Barba Azul.
Frankenstein i l´Home Llop,
el Compte Dràcula i Tarzan
la mona Xita i Peter Pan

Oh ! Benvinguts ! …

Bona nit senyor King Kong,
senyor Asterix i en Taxi Key,
Roberto Alcàzar i Pedrín,
l´Home del Sac i en Patufet,
senyor Charlot, senyor Obèlix.

Oh ! Benvinguts ! …

La senyora Marieta
de l´ull viu ve amb un soldat.
Els reis d´Orient, Papa Noel,
el Pato Donald i en Pasqual,
la Pepa Maca i Superman.

Oh ! Benvinguts ! …

En Pinotxo ve amb la Monyos
agafada del bracet,
hi ha la dona que ven globus,
la família Ulises,
i el Capitàn Trueno amb patinet.

Oh ! Benvinguts ! …

A les dotze han arribat,
la Fada Bona i Ventafocs.
En Tom i Jerry,
la Bruixa Calixta.
i l´ Emperadriu Sissí.

Oh ! Benvinguts ! …

Mortadelo i Filemón
i Guillem Brawn i Guillem Tell.
La Caputxeta Vermelleta,
el llop ferotge i el Caganer,
en Cocoliso i en Popei.
Benvinguts passeu, passeu.
Ara ja no hi falta ningú,
o potser sí, ja me n´adono que tan sols
hi faltes tu …

També pots venir si vols.
T’esperem, hi ha lloc per tots.
El temps no compta ni l´espai …
Qualsevol nit pot sortir el sol.




lunes 5 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Esperanza y paradoja

Desear que, aunque sólo tengo palabras, sepan leerme entre líneas.




martes 6 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Me acuerdo (I)

Del trayecto en moto aquella tarde de verano: la vibración del motor que subía desde las plantas de los pies y recorría todo mi cuerpo, el calor que irradiaban coches y autobuses, el asfalto tan cerca, el aire que a cien por hora se vuelve sólido y duro y duele y tiene manos y se agarra al cuello, a los brazos, a la ropa; el peso del casco en la cabeza, la inercia del cuerpo inclinándose en cada curva.




miércoles 7 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Me acuerdo (II)

De una noche en que estaba en la cocina, friendo unos filetes para la cena, de espaldas a la puerta. Y en eso entró él y dijo:

–Estás cansada.

Esa noche, del mismo modo que él vio con toda nitidez que yo estaba cansada, yo vi, con idéntida claridad, que amar es, también, saber leer en la espalda de la persona amada. No la frente, no la sonrisa, ni la mirada, ni el cuerpo desnudo: una espalda, con el lazo del mandil bien visible en la cintura, en la cocina, a la demacrada luz de un fluorescente.




jueves 8 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Me acuerdo (III)

De que, cuando mi hijo tenía año y medio, señalaba algo y decía «¿ah?» para preguntar su nombre, y «¿eh?» para preguntar el color.




viernes 9 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Me acuerdo (IV)

Del momento exacto en que supo qué eran los números y para qué servían, y aprendió a sumar y a restar. Era su tercer cumpleaños. Observaba a los abuelos, a sus tíos, a su padre, entrar y salir del comedor con bandejas y platos, recogiendo la mesa, cuando de pronto empezó a preguntarme: «¿Y ahora cuántos somos?» «Seis», le respondía. «¿Y ahora?» «Cuatro». «¿Y ahora?» «Mmmmm… siete». «¿Y ahora?» «Ahora dímelo tú». Miró con atención. «Ahora somos cinco», dijo con una enorme sonrisa.




sábado 10 de julio de 2004 • 00:00 Enlace permanente
Invitada: Graciela Litvak

24 de marzo del ´76

Corrieron sobre el agua tantos puentes,
y los muertos, todavía, en mi garganta.

«Terminá de tragarlos de una vez.
No invoques, no los llames,
no los dejes salir y hacerse nombres.
Vivís, ¿qué más querés? Hablar no es necesario.
Sobre todo, no mires hacia atrás.
Nunca mires atrás.
Y de una buena vez,
terminá de tragarlos.»
No acaté y me volví.
Tal como está mandado, me convertí en estatua.
«Callarán los recuerdos algún día.
Se ahogarán, algún día, en tus pantanos.
Sólo hay que darles tiempo. Un tiempo y una cárcel.»

Desde entonces, un ojo mío, reflector, patrulla.
(El otro apunta al frente,
obediencia debida tardía y torpe.)
Ojo de estatua de sal hecha con lágrimas.
Ojo de estatua de cal hecha con huesos
que llenaron de mar un río dulce,
que tiñeron de blanco un río gris y sucio.

Y no puedo escribir. No sé nombrar. No puedo.
No sé hablar de mi país poblado
de lugares vacíos en la mesa,
de lugares comunes en mi verso.
No sé hablar de un pasado que se queda
y no pasa.
No sé de qué manera hablar sin golpes bajos
sobre aquel otro que derrengó ese marzo.
No sé hablar del estigma,
de la sangre que brota eternamente herida, sin vírgenes que acudan
ni multitud que clame.
No sé cómo decir
y desespero por librar a mis muertos de esta jaula.
Okupas de mi historia y del misterio,
sus condenas perpetuas
latiendo entre mi carne.
No quise que el olvido los oyera
al venir a buscarlos,
y les tapé la boca con la almohada.

(No puede hablar. No puede.
Sus manos no supieron rasguñar esas piedras.
Ni tampoco su viento dice nada a la lluvia.
Ojos de sal, no de papel, tiene aún hoy la muchacha)

Otros hablaron tanto que ya se ha dicho todo.
La estatua sigue muda.
Y sin embargo, cree
que existe una hoja en blanco
con nombres de sus presos escritos en el margen.
Y la garganta espera, un día, desatarlos.
Sólo debe gritar lo que no pudo.
Sólo hay que darle tiempo. Un tiempo y la palabra.


Graciela Litvak
Publicado en la lista Escritura Creativa el 2 de julio del 2004




lunes 12 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_12_de_julio



martes 13 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_13_de_julio



miércoles 14 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_14_de_julio



jueves 15 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_15_de_julio



viernes 16 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_16_de_julio_2004



lunes 19 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_19_de_julio_2004



martes 20 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_20_de_julio_2004



miércoles 21 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_21_de_julio_2004



jueves 22 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_22_de_julio



viernes 23 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_23_de_julio



sábado 24 de julio de 2004 • 12:48 Enlace permanente
Invitado: Yarince

«Convertí mi mente en desfiladero donde el eco de tu voz se repitiera sin cesar en tu ausencia.»


Yarince
Publicado en la lista Escritura Creativa el 23 de julio del 2004




lunes 26 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_26_de_julio_2004



martes 27 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_27_de_julio_2004



miércoles 28 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_28_de_julio_2004



jueves 29 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_29_de_julio_2004



viernes 30 de julio de 2004 • 08:40 Enlace permanente
Otro diario
mirada_30_de_julio_2004