Ver fotografía
Creditos
Textos: Berna Wang
Fotografías: Francisco Javier Garín Voxel Infográfica
Diseño: Joaquín Bernal Baara Estudio

Creative Commons © 2003 y años sucesivos, Berna Wang, bajo una licencia Creative Commons, excepto los textos citados, que son propiedad de sus respectivos autores.

Creado y administrado con Bitako 1.0





Archivo
Por meses Ver
Buscador Buscar
lunes 1 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Quiso ser el que imaginaba que era, pero, débil como era, en lugar de luchar por ello, se puso un disfraz. Hasta el último día vivió aterrorizado de que descubrieran el fraude.




martes 2 de septiembre de 2003 • 08:56 Enlace permanente

Te reconoceré cuando llegues.

Sólo alguien con las heridas cerradas,
sólo alguien
que ha aullado de dolor mientras las curaba
podrá mirar sin miedo
mis cicatrices

y caminar conmigo en paz.




miércoles 3 de septiembre de 2003 • 09:49 Enlace permanente

Lo vi, viniendo en coche desde Asturias, el domingo por la noche. Pero no sabía que era Marte. Ellos también me vieron pero no sabían que era yo.

(Gracias, Sergio)




jueves 4 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Me defiendo, levanto un parapeto
de sacos terreros llenos de plumas.
La primera bala que dispares
me atravesará el corazón.




viernes 5 de septiembre de 2003 • 09:00 Enlace permanente

Una naranja negra oxidada rueda bajo el puente. Y todos piensan que es el río, que viene crecido.




sábado 6 de septiembre de 2003 • 07:27 Enlace permanente
Invitado: Sergio Busto

Ávido el pecho

Me coloqué a propósito bajo los cascos de los días
Hice todas las preguntas que callaron antes los peregrinos
Pero callar o preguntar era casi lo mismo
Estaban habituados a los gestos
Y a los ritos
Daba igual ser hélice, remo o caravana
Artillero o inspector de mercados
Siempre las voces corregían el acento
Y un simple merodear de caderas podía constituir delito

Yo no puedo circular así
Ávido el pecho
Mis dedos enturbiando el cristal de las familias

Hay un código azul
Y un delicado pájaro de hierro
Esperando el final de los relojes

¿Dónde está tu larga cabellera
Mis labios agrietados
Nuestros dulces empeños
El feroz experimento

Pienso tanto que pienso
Dudo tanto que existo
Soy tan hombre que huyo



Sergio Busto
Publicado en la lista Escritura Creativa el 22 de julio del 2003.




lunes 8 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Lavó el forro de mi alma dándole la vuelta con voz tranquila, como se vuelve a un bebé que llora.




martes 9 de septiembre de 2003 • 08:35 Enlace permanente

Tu perfume, a remolinos, me acerca el viento,
no sé si de la tarde
o del recuerdo.




miércoles 10 de septiembre de 2003 • 09:00 Enlace permanente

Por escondido que estés, por invisible que seas, quien sabe verte te encontrará.




jueves 11 de septiembre de 2003 • 08:52 Enlace permanente

No, no tiene todo lo que quiero: es todo lo que quiero.




jueves 11 de septiembre de 2003 • 18:23 Enlace permanente
Invitado: Salvador Allende

Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.




viernes 12 de septiembre de 2003 • 09:18 Enlace permanente

Le gustaba jugar a disfrazarse. Se vestía con falda, medias, tacones; se maquillaba. Con los años aprendió que no era un disfraz, que ésa también era ella. Y aprendió a gustarse también así.




domingo 14 de septiembre de 2003 • 07:49 Enlace permanente
Invitado: Miguel Lugo

Estoy tratando de tomarme
tres o cuatro cervezas y
me estanco en la segunda.

Y trato de escribir un párrafo pero
me estanco en la primera línea,
y así sucesivamente

y esperando mi propio regreso.



Miguel Lugo
Publicado en la lista Escritura Creativa el 11 de septiembre del 2003.




lunes 15 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Esperar a que la piedra se desgaste,
abrir la mano,
esperar a que el agua se la lleve.




martes 16 de septiembre de 2003 • 08:49 Enlace permanente

Fui, sin quererlo y sin saberlo, actriz invitada en sus sueños. Y también, sin poder evitarlo, la coartada de sus actos más infames.




miércoles 17 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Se tapaba la herida con un reloj de pulsera de oro. Con el roce, la herida se fue haciendo cada vez más grande.




jueves 18 de septiembre de 2003 • 08:33 Enlace permanente
Declaración de principios sin final

Estoy contigo para jugar y reír,
y para hablar seriamente.
Para aprender y para enseñar,
para recordar y para soñar,
para cuidarte y para que me cuides.

Para amarte y ser amada.




viernes 19 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Ahora que está hecho el flan, distingo el sabor del azúcar, el de la leche, el del huevo. Pero ya no puedo separar sus ingredientes con ningún cuchillo.




viernes 19 de septiembre de 2003 • 13:14 Enlace permanente
Invitada: Isabel Cañelles

Los prejuicios son chalecos antibalas.
Y quienes llevan chalecos antibalas
es porque tienen miedo.


Isabel Cañelles
Publicado en la lista LEE (Laboratorio de Escritura Experimental el 17 de septiembre del 2003.




sábado 20 de septiembre de 2003 • 07:00 Enlace permanente
Invitado: Purranki Sandongui

MAR DE FONDO

La mayor sola. La vela mayor del Nuestra Señora de Getxu despliega un solitario paréntesis de clausura, acaso el final en suspenso de una vida que acaso ayude antes a oscurecer el sentido de otras que a aclararlo. A veces me pregunto si el perderse de la forma en que lo hacemos, perderse como un punto al nordeste del sudeste de ninguna parte no formará parte de algún plan nuestro olvidado. Un plan a favor de la pérdida de sentido de los mapas.

Purranki Sandongui, _El potadero de Bleturge_




domingo 21 de septiembre de 2003 • 07:00 Enlace permanente
Invitado: Zedelka

Hay días

Y hay días tontos en que uno necesita algún cariño.

Esos días son tan tontos
que desfilan
uno
tras
uno
en una línea lineal

deslumbrando como ángeles

Cavilas un instante y te encabritas:
- ¿Y la sincronicidad?

«Madame Sosostris, famous clairvoyante
had a bad cold, nevertheless
is known to be the wisest woman in Europe
with a wicked pack of cards.»

Hangedman cierra los ojos y con los dientes apretados
regresa al afán.

Verdaderamente hay días tontos en que uno necesita el mar.




lunes 22 de septiembre de 2003 • 10:00 Enlace permanente

Giro despacio sobre mi colina, miro a mi alrededor y describo en voz alta todo lo que veo. Y todos los días, al anochecer, me siento a escuchar vuestras voces, hasta las más lejanas, para completar con ellas lo que mi vista no alcanza a ver desde aquí.




martes 30 de septiembre de 2003 • 08:32 Enlace permanente

Para Héctor Otero

-A mí los Reyes Magos siempre me traen todo lo que les pido.

-Pero, ¿tú les pides todo lo que quieres?